El canon energético: una necesidad para el País Leonés

Tras el anuncio que ha hecho recientemente el alcalde de Salamanca, en las que manifestaba su intención de entregar la medalla de oro de la ciudad al presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, desde el Colectivo Ciudadanos del Reino de León queremos mostrar nuestro rechazo a ello, ya que Galán representa la cabeza más visible del expolio energético al que se ve sometido día a día el País Leonés, en que una empresa de fuera (Iberdrola, de Bilbao) se lleva las ganancias que genera una industria como la hidroeléctrica en la que no solo toma parte la maquinaria aportada por una empresa sino que es clave el medio natural, los valles leoneses y riberas que quedaron inundados por el afán especulador de Iberdrola y cuyo máximo exponente son los sucesos acaecidos en Riaño en 1987.

Por todo ello creemos es momento para reclamar un canon energético para el País Leonés, es decir, las provincias de Salamanca, Zamora y León, y que nuestras provincias se vean beneficiadas por la producción hidroeléctrica que se lleva a cabo en nuestras tierras y que, recordemos, supone en torno al 30% del total español así como cerca del 90% de la producción hidroelétrica de la comunidad autónoma. Consideramos que lo justo es que si una industria crea beneficios estos repercutan a la sociedad en que se sitúa y a día de hoy esto no está ocurriendo con Iberdrola, cuya mayor producción se sitúa en el País Leonés y en Extremadura pero cuyas oficinas centrales se sitúan en Bilbao, que ejerce de metrópoli. Y todo ello pese a que hemos visto anegados varios valles leoneses y desaparecer bajo las aguas a cerca de 40 pueblos leoneses. Consideramos que este sacrificio habría de repercutir en la sociedad del País Leonés del siguiente modo:

1- Habiendo un descenso permanente en las tres provincias leonesas en la factura de la luz con respecto a provincias menos productoras de energía hidroelétrica.

2.- Pagando Iberdrola un canon energético a estas provincias, por ejemplo, el 15% de los beneficios que saque por sus instalaciones en el País Leonés. Un primer paso podría ser que donase a Las Arribes los 171.000 euros de subvención de la PAC que recibió por los terrenos que posee en el entorno de la presa de Aldeadávila.

Para finalizar queremos dejar claro que ante la despoblación y el envejecimiento que sufre el País Leonés desde hace décadas (y que no ha tenido parangón en ninguna otra región de España) el canon energético no supone un capricho, sino toda una necesidad para un pueblo que se va desangrando y cuyo futuro parece cada vez más incierto.

Colectivo Ciudadanos del Reino de León
16/Mayo/2013